• Zilo: El Zilo es muy utilizado y una opción creativa para gafas, además es extremadamente liviano. Permite laminarlos en capas de colores permitiendo crear cualquier tipo de combinación cromática. La materia base de los mismos es acetato de celulosa propionato, un nylon plástico que se caracteriza por ser hipoalergénico. Es liviano y tiene más transparencia y brillo que otros plásticos. Asi mismo, no se decoloran ni destiñen con el paso del tiempo, lo cual los hace una excelente opción si lo que se busca es un armazón liviano, resistente y de alta durabilidad.

Ejemplo: http://www.materiaeyewear.com/novedades/sol2/cuadrados2/mts-289/

  • * Monel (Metal): Este material es una aleación de níquel-cobre y dentro del rubro es ampliamente conocido ya que es uno de los que más se utiliza en la fabricación de armazones de metal. Su maleabilidad y resistencia a la corrosión son los principales motivos por los cuales es utilizado.

Ejemplo: http://www.materiaeyewear.com/novedades/sol2/panto-redondos2/mts-286/

  • * Grilamida: Este material es un nilon homopoliaminizado inyectado de alta resistencia y ligereza. Se caracteriza por ser extremadamente flexible, seguro y resistente. Posee una extrema resistencia a la torsión, baja densidad y alta resistencia química al daño UV.

Ejemplo: http://www.materiaeyewear.com/novedades/sol2/cuadrados2/mts-281/

 

Vale destacar que todos nuestros anteojos de sol brindan protección ante los rayos UV, ya que la disminución del efecto protector de la capa de ozono hace que la protección solar se vuelva cada vez más importante. En efecto, nuestros ojos (y nuestra piel) son muy sensibles a la radiación rica en energía en el ámbito del ultravioleta (UV). Incluso en tiempo nuboso, la protección UV es indispensable ya que las nubes absorben la luz visible, pero absorben muy poco los UV.

Los ojos están todavía más expuestos cuando estamos en altitud o en un entorno donde los UV están reflejados por la nieve, el agua, la arena, la reverberación de paredes claras, cristales o espejos (por ejemplo, el agua reflecta entre un 5% y un 10% de UV, la arena un 20%, la nieve un 85%). Además, en altitud, la cantidad de UV recibidos aumenta de un 10% cada 1000 metros).

 

"Viví a pleno, sumale MATERIA a tu vida."